La Leña Como Combustible

La leña como combustible en calderas de biomasa automática es una alternativa interesante para aquellos usuarios en zonas rurales que dispongan de buen acceso a este combustible.

La calidad puede ser muy variable, tanto en humedad como por su poder calorífico (que depende del tipo de madera empleada). La humedad suele variar entre el 20 y el 40%.

Generalmente se distinguen tres medidas para la leña: leños de 30, 50 y 100 cm. La medida más útil para calderas de leña suele ser los 50 cm.

Las calderas de leña deben de ir acoplados a un depósito de inercia para poder asegurar un correcto y eficiente funcionamiento del sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.